Revista Viajes – La Tercera

Reportaje “Puerto Raúl Marín Balmaceda: El secreto de la Carretera Austral, donde nuestro lodge es el eje central del relato. Viajes La Tercera N°202. 15 de febrero de 2009.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Extracto:

Nuestra historia por este pueblo comienza hace un poco más de un año, cuando en un recorrido por la Cuenca Palena Queulat tuvimos la oportunidad de conocerlo. Aquella vez llegamos tras un precioso viaje en lancha por el río Palena, pero lamentablemente al llegar se armó un temporal de lluvia y viento, así que no pudimos salir a recorrer y tuvimos que quedarnos obligadamente a dormir, porque era muy peligroso tomar la lancha de regreso. Era frustrante estar ahí, en un lugar que se notaba prometía muchísimo, y no poder salir a explorar. Pero el Fundo los Leones Lodge nos recibió con una excelente hospitalidad, sopaipillas, Hot Tub y ricas camas. Así que no lo dudamos dos veces y prometimos regresar. ¡Y regresamos!

¡Tonina a la vista!

En todo el sur del país es muy común escuchar la frase “acá se pueden ver toninas”. Lo cierto es que la gente suele nombrar como toninas a varias especies de delfines, pero en la gran mayoría de los casos se refieren al delfín austral. Es bastante común verlos, porque les gusta “surfear” en las estelas que dejan los barcos.

Pero claramente a estas alturas del viaje estos cetáceos ya se estaban convirtiendo en un mero mito y casi un trauma. Después de varios intentos, el último día decidimos salir una vez más, en esta ocasión con la consigna de ahora o nunca.

Las condiciones climáticas, el viento, todas las condiciones eran muy parecidas a la de los otros días, pero bastaron sólo un par de minutos para que esta vez aparecieran. Como si los otros días hubiera sido un mero capricho desaparecer y simplemente decidieron esperar el último momento para hacer su show triunfal.

Una, dos, tres, cuatro toninas que se aparecían por todas partes. Un par de saltos a lo lejos. Más toninas a lo lejos. Un salto más cercano. Se acercan dos que comienzan a hacer piruetas al mismo tiempo, como si fuera un espectáculo de sea world. Toda la tripulación se ve sorprendida. Más saltos y muchos más cercanos, que nos permiten ver sus cuerpos robustos, de aproximadamente 2 metros de largo y más de 100 kilos de peso. Una da 14 saltos seguidos mientras sigue la lancha. Otra salta justo al lado nuestro y cae con tanta fuerza que nos empapa. Las seguimos un rato, después ellas nos siguen a nosotros, y así jugamos por turnos por más de media hora, hasta que vuelven a desaparecer y no las volvemos a ver. Pero ya es misión cumplida y nuestra despedida perfecta de la isla.

¿Dónde dormir?

Fundo los Leones Lodge. Es por lejos el mejor lugar de la isla. Son 4 cabañas hechas en tejas de alerce, excelentes vistas y con detalles muy bien cuidados. También se agradece la excelente hospitalidad y buena comida. Desde $90.000 diarios.

Comments are closed.